Fue un gran día para dos padrillos incipientes, Invasor y Brujo de Olleros. Los dos marcaron una época como corredores, Invasor siendo el mejor caballo del mundo en 2006 y lo mejor que hemos visto en Maroñas en décadas. El otro es el dueño de los records de pista sobre 1500 y 1600 metros y casi sin discusión el mejor millero desde la reapertura. Ambos residen en boxes continuos en el haras Cuatro Piedras y ambos tuvieron su primer gran triunfo como padrillos ayer en clásicos de nivel Uru G3.

Found Paulina se impuso en gran final sobre la favorita Encerada de manos de Federico Fabián Piriz, quien una vez más mostró sus cualidades a la hora de definir grandes carreras. La llevó al triunfo Jorge Rey, entrenador que retorna al podio clásico tras 15 años. Found Paulina corre con los colores de su criador, el haras La Ilusión.

Lamborhgini brilló en el Criadores Nacionales ganando por varios cuerpos tras venir peleando en parciales muy exigentes. Nicol Romero guió al entrenado por Nestor Chavez. El hijo de Invasor criado en el haras Cuatro Piedras ha ido paso a paso, evolucionando lentamente y mostrando su real valor a medida que se agrandan las distancias. Con lo hecho este domingo, su futuro promete mucho. El crono de 1.48.59 fue espectacular, a solo 9 centesimas del récord de Potri Flash para los 1800 metros.